Análisis Randstad Research: la dinámica de contratación apunta el inicio, lento, de la recuperación

Consulta el informe completo

17/08/2020

Durante los primeros compases de la brutal crisis que atraviesa el mercado laboral, una de las señales más claras de la paralización de la actividad fue una enorme caída en la firma de contratos, una variable que siempre sirve de termómetro de la dinámica laboral. Durante el mes de abril, por ejemplo, la contratación se desplomó casi un 62%, superando la caída el 66% en el caso de los contratos indefinidos. En el mes de mayo la caída de la contratación fue de una magnitud bastante cercana, aunque algo inferior: -59% para el total de contratos y -58% en el caso de la contratación indefinida.
 
En los dos meses posteriores se ha ido percibiendo una lenta recuperación de dicha variable, puesto que se ha reactivado la contratación una vez que se ha ido avanzando en las fases de la desescalada y la mayoría de empresas han retomado la actividad (no se puede olvidar que, de acuerdo a datos de la Seguridad Social, el 10% de las empresas existentes antes de la crisis han desaparecido ya).
 
En junio la contratación caía ‘solo’ un 42,28% respecto a 2019 y en julio la caída se ha reducido hasta un 29,52%. Aun así, el escenario muestra que en el acumulado de los primeros siete meses de 2020 se han firmado en España 8,84 millones de contratos, lo que supone 4,33 millones menos de los firmados en el mismo período de 2019, una caída de un 32,90%. En definitiva, aunque mes a mes las cifras de contratación están convergiendo a las de un año ‘normal’, es un proceso lento y es muy probable que no se vean tasas interanuales cercanas a cero durante 2020.

Descargar informe